miércoles, 12 de febrero de 2020

DEPURANDO NUESTRA VIDA. EN FEBRERO EL BAÑO

Siguiendo con nuestra decisión de "adelgazar" nuestra casa y nuestra vida para que nos resulte más ligera y podamos vivir mejor este mes nos dirigimos al baño.


Baño minimalista
FEBRERO: Si hay una habitación en la casa que necesite ser depurada es, por norma general el baño. En el baño (o los baños) de nuestra casa hay mil y un cachivaches y potingues que vamos acumulando hasta que se "sale por las costuras".
Aunque hay excepciones, lo normal es que guardemos un montón de muestras de productos y perfumes,  varios frascos de champoo o gel a medio usar, y mil cosas más. Asi que vamos a empezar.
Te recomiendo que empieces por la zona de ducha o bañera. Esto lo hago porque suele ser la menos cargada, y por tanto la que primero te va a dar resultados. Y los resultados rápidos siempre dan ánimos.
Empieza por sacar todo lo que haya ahí: todas las botellas de champoo, gel, aceites y cremas para el cuerpo. Todas las esponjas, guantes de crin, manoplas, cuchillas de afeitar, gorros de baño, etc, etc.  Aprovecha para darle una limpieza a fondo al estante donde los sueles tener. Generalmente hay restos de cal, jabón seco o cosas peores. Es el momento de limpiarlo.  Una vez hecho esto, ponte a elegir los productos.
Si hay varios productos repetidos, como por ejemplo dos botellas de gel de la misma marca que no llevan demasiado tiempo abiertos, únelos en una sola botella y tira el envase vacío. Si hay varios productos del mismo tipo que quieres usar pero no son de la misma marca, guarda el que más producto tenga en una caja aparte y deja solo uno. Se trata de darles salida lo más rápido posible. Solo cuando acabes con ese, irás a la caja de repuesto y tomarás el siguiente. Y naturalmente, nada de comprar otro nuevo mientras queden botes en la caja.
Si algún producto no te dió el resultado esperado cuando lo compraste, no lo guardes. Ese suavizante del cabello que te lo deja como si lo hubieras bañado en aceite, o ese gel que te irrita la piel, no serán mejores dentro de un año. Deshazte de ellos.  Tira las cuchillas viejas de afeitar, elige la esponja que esté en mejores condiciones y deshazte de las otras, o compra una nueva. La idea es que al terminar con esta zona quede un solo envase de cada tipo que necesitamos, y una sola esponja por cada persona que usa ese baño. 
Ahora pasamos a la zona de almacenamiento. Normalmente solemos tener un estante o mueble donde guardar toallas de repuesto, papel higienico, cepillos de dientes nuevos... Esto está bien ¿pero de verdad es necesario tener provisiones para un año?
En lo que se refiere a las toallas no es necesario guardar más que el quita y pon, es decir: dos toallas de manos en cada cuarto de baño y una de cuerpo o un albornoz por cada persona que lo usa. Examínalas. Las que estén rotas, muy ásperas o desteñidas, tal vez sea el momento de darles el pasaporte. Dónalas a algún refugio de animales, o haz paños para limpiar con ellas. Pero no las guardes. No hay nada más desilusionante que ducharte un lunes en la mañana y secarte con un pedazo de toalla roído... te mereces algo mejor, estoy segura.
En cuanto al resto de provisiones no voy a decirte que las tires, es evidente. Simplemente toma papel y lápiz y haz un inventario de cuanto tienes: Dos paquetes de papel higiénico, cinco cepillos de dientes, tres peines, cuatro botes de pasta de dientes.... coloca este inventario cerca del lugar donde haces la lista de la compra y revísalo cada vez que vayas a comprar a fin de no seguir acumulando. Cuando se esté terminando, y solo entonces vuelve a comprar. Pero solo lo que necesites. ;)


Exceso de maquillaje
Y ahora vamos a la zona más temida: el lavabo. Normalmente, junto al lavabo, o bajo el lavabo, o sobre el lavabo.... hay cantidades ingentes de cosméticos. ¿de verdad necesitas diez tonos diferentes de rojo carmín? ¿Ochenta sombras de ojos?¿Seis frascos de perfumes diferentes?  ¿Trescientas horquillas del pelo? Tal vez las sigas teniendo a pesar de hacer años que llevas el pelo corto.
En serio, esto está muy mal. Los perfumes se vuelven rancios y cambian su aroma. Los cosméticos pierden sus propiedades y pueden volverse tóxicos, y diez tonos de rojo para los labios hacen que pierdas el tiempo buscando y realmente solo tú vas a notar la diferencia.
Yo tengo cinco labiales. Muchos para unos, pocos para otros: un rojo pasión, un granate, un rosado, un coral y uno "todo terreno" muy natural para el día a día.
También tengo una base de maquillaje, una paleta de polvos "multiusos" que uso igual para los parpados como para el colorete, o iluminador y varios lapices para contornos de labios, ojos etc. A parte, tengo dos perfumes (uno más fresco y otro más dulce) y una máscara de pestañas.Cuando abro el cajón TODO está a la vista. Tal vez lo mío se demasiado para ti, pero procura ser práctica y verlo todo con perspectiva. Si tienes dificultades, deshace solo de lo que esté caducado, en mal estado o sencillamente sabes que no te gusta. Esto te servirá para ejercitarte. A lo largo de este mes, cada vez que habrás el cajón o la bolsita míralo con ojos escrutadores, y verás cómo se va haciendo más fácil deshacerte de cosas. Te muestro mi cajón. Es muy pequeño, pero hay sitio suficiente y todo lo tengo a la vista. Tardo cinco minutos en maquillarme. A mi me viene genial ahorrar tiempo y energía por la mañana. ¿Te apetece a ti hacer lo mismo?



Maquillaje
Como último consejo, y una vez hayas retirado del baño todo lo innecesario, es el momento de la magia. Sabes que pienso que la vida sin belleza, no es vida. Mira tus encimeras vacías, tu bañera impoluta. Acomoda esas toallas que han sobrevivido a la purga de manera ordenada, retira los objetos de plástico (qué cosa más fea es un vaso de plástico con restos de pasta de dientes!), tal vez podrías cambiar tu esponja sintética por una natural, o colocar una vela en la esquina de la bañera. A mi me gusta limpiar las bombillas con colonia de bebé para que el baño huela bien. No sé, dale vuelo a tu imaginación. Si sueñas con un baño que parezca un spa, conviértelo en eso dentro de las limitaciones que tengas. Date el gusto de tener un espacio, por pequeño que sea, donde sacarte el máximo partido y procurarle a tu cuerpo los mejores cuidados.  Vale más un labial bueno que diez malos. Tu salud, tu autoestima y tu vida te lo van a agradecer.
Te espero en marzo, con otra zona de la casa.  ¿Cual te gustaría tratar en marzo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu opinión sobre el post y añade cualquier cosa que te apetezca compartir.

Enlace patrocinado